Afasias

AFASIA


La afasia es la incapacidad total o parcial para usar el lenguaje. Los déficits relacionados con los diferentes tipos de afasia abarcan desde problemas para encontrar palabras hasta la completa incapacidad para hablar.


Asimismo, en las diferentes afasias también se incluyen problemas en el lenguaje escrito, en la comprensión oral, al leer o al tener que operar con números. En otros casos de afasia, las personas presentan déficits en la expresión oral pero conservan su capacidad de comprensión intacta.

Por eso es necesario en el tratamiento de logopedia detectar en cada paciente a qué alteraciones específicas del habla y del lenguaje está sometido para así, poder elaborar una rehabilitación adaptada.

Las causas de la afasia son variadas, pero todas se dan en circunstancias de lesión cerebral:

  • Traumatismo craneoencefálico
  • Tumores del sistema nervioso central
  • Accidente cerebrovascular (causa más frecuente de afasia)
  • Enfermedades degenerativas (Enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, etc.)
  • Infecciones localizada o difusas del cerebro

TIPOS DE AFASIA

La sintomatología de las afasias depende tanto de la localización de las lesiones cerebrales como de las reacciones compensatorias del tejido cerebral que permanece intacto.
No obstante, sí que existen una serie lesiones cerebrales comunes que parecen agrupar a determinadas disfunciones.

  1. Afasia de Broca o afasia motora
    En la Afasia de Broca predominan los déficits en los aspectos motores del lenguaje y de la escritura, se acompaña también de agramatismo y en muchos casos a trastornos de comprensión del lenguaje. En ocasiones, pueden aparecer problemas sensoriales en el lado derecho y hemiparesia.
    Conforme el paciente progresa, la comprensión empieza a mejorar, mientras que los déficits en el lenguaje y la escritura persisten. 
    La articulación y la entonación también se ven afectadas, por lo que el lenguaje se convierte principalmente en un discurso de nombres y adjetivos en el que se omiten las palabras funcionales como los artículos, preposiciones o conjunciones; convirtiéndose en un lenguaje agramatical y telegráfico.
  2. Afasia transcortical motora
    Esta afasia manifiesta problemas similares a los de la afasia de Broca. La principal diferencia radica en que la afasia transcortical motora existe un déficit en la producción del habla, en especial a la hora de iniciar un discurso, en la espontaneidad o en la organización de este.
    El aspecto articulatorio del habla no suele presentar dificultades y la comprensión del lenguaje sigue estando intacta, al igual que la producción de nombres de lugares y personas.
  3. Afasia de Wernicke
    La afasia de Wernicke se caracteriza por un habla fluida pero con un gran número de sustituciones y parafasias, junto con dificultades en la comprensión.
    Durante la fase subaguda, la comprensión del lenguaje suele estar muy deteriorada en los casos graves, llegando a la incomprensión absoluta. Sin embargo, el habla es fácil, clara y correctamente articulada. Pasadas estas fases, la comprensión auditiva suele mejorar y la parafasia se reduce.
  4. Afasia de conducción
    En este síndrome lo que se ve gravemente perjudicado es la repetición. La afasia de conducción es una afasia fluida con una comprensión casi normal; pero en la que, en casos graves, la fluidez queda gravemente comprometida debido a problemas en la producción de palabras aislada; convirtiéndose así en un habla secuencial y de oraciones cortas.
    Además de las dificultades en la repetición, estos pacientes presentan problemas a la hora de seleccionar las palabras y en la secuenciación fonémica dentro de palabras individuales.
  5. Afasia global
    Las personas que padecen de afasia global sufren de trastornos del habla severos, incluyendo problemas de fluidez y de comprensión; por lo que la comunicación está afectada de forma muy estricta.
    Los casos más comunes son los que los pacientes solamente consiguen decir unas pocas palabras y su comprensión del lenguaje también es muy limitada, dado que tampoco pueden leer ni escribir.
  6. Afasia amnésica o anómica
    Dado que la anomia es una característica común a las afasias fluidas, de Wernicke y afasia de conducción, solamente se hablará de afasia anómica cuando la dificultad de encontrar palabras de uso común aparezca de forma relativamente aislada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *